Deja de compararte

Pasamos el tiempo comparándonos con otras personas. No conocemos sus circunstancias y aún así, nos marcamos el objetivo de ser como ellos.

En realidad, debes compararte contigo mismo ayer y ver qué puedes hacer para ser un poquito mejor.
Es el único punto de referencia real que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba