Mejora la situación financiera de tu empresa a través de la comunicación interna

En este post quiero mostrarte las señales más frecuentes de una mala comunicación interna y darte algunas claves que te ayudarán a mejorarla dentro de tu organización y que sin duda, producirán un impacto positivo en el estado financiero de tu proyecto.

¿Cuántas veces has escuchado decir, incluso a los directivos de tu propia empresa, que existen problemas de comunicación en la misma?, ¿Qué quieren decir realmente con ello?, ¿Cómo podemos mejorar esta situación?

Imagina una empresa en la que no existiese la comunicación, sería imposible que funcionase, ¿verdad? Nadie sabría lo que debería hacer o cómo hacerlo. Por ello, podemos afirmar que la comunicación interna es la base que permite el funcionamiento de cualquier organización y engloba todas las acciones comunicativas que se producen dentro de ella. 

Es completamente imprescindible y cobra más importancia si cabe, en la situación actual, en la que muchos empleados se encuentran trabajando desde diferentes ubicaciones.

Piensa que todos comunicamos, incluso sin hablar lo hacemos. De este modo, las acciones que llevan a cabo las personas más visibles de tu equipo y tú mismo son cruciales y deben ser coherentes con el resto de comunicaciones formales que emite la empresa y con los valores que defiende. De lo contrario se perderá toda credibilidad y aparecerá la desconfianza.

Puesto que todos comunicamos, es lógico pensar que, en todas las organizaciones, por pequeñas que sean y aún sin saberlo, cuentan con un Departamento de Comunicación. En ocasiones estará perfectamente definido. En otras, no existirá como tal. Sin embargo, tanto en un caso como en otro, debes tener muy claro que incluso sin que aparezca en el organigrama de tu organización, el Dpto. de Comunicación existe de forma implícita y es el más amplio, al estar formado por la totalidad de los trabajadores que integran tu proyecto.

Después de esto te preguntarás, ¿cómo puedo yo saber si en mi empresa existen problemas de comunicación? Si…

·       Los conflictos dentro de tu organización son bastante frecuentes.

·       Percibes la falta de compromiso o desmotivación de tus empleados.

·       A menudo surgen dificultades en el flujo de información.

·       Existe un aumento en la rotación de personal.

·       Se produce un descenso en la producción o en la cuenta de resultados…

Es muy probable que te encuentres ante un problema de comunicación interna. 

Estas señales son algunas de las más evidentes, sin embargo, a la hora de afrontar estas situaciones deberás realizar un diagnóstico que te permita evaluar al completo la comunicación interna de la empresa. A partir de él, tendrás que elaborar un plan totalmente acorde a la realidad de tu proyecto.

Muchas de las empresas a las que he asesorado en este sentido, centraban sus esfuerzos en aumentar el número de mensajes que enviaban a los trabajadores a través de todos los medios que nos ofrece la tecnología, revistas, comunicados internos, boletines, e-mails, intranet, y un largo etcétera.

Sin embargo, los resultados muestran la poca efectividad de estas acciones cuando se llevan a cabo de forma aislada. Piensa que sólo corresponden a una parte del proceso de comunicación, la emisión; y su eficacia sólo es posible si se actúa sobre todo el proceso siguiendo un plan integrado.

Quiero compartir contigo algunas claves que te permitirán mejorar la comunicación interna dentro de tu empresa:

  1. Escucha a tus empleados.  

Piensa que no sólo tú o el equipo directivo tenéis algo que decir, ellos también tienen mucho que aportar puesto que están en primera línea. Existen investigaciones que muestran los enormes beneficios que pueden obtenerse tan sólo por escucharlos. Esta acción también comunica. Es un mensaje que les indica que su opinión es importante. 

Además, a través de la escucha podrás comprobar si la información emitida ha llegado correctamente, por lo que el feedback será crucial.

Y por último ofrecerás un espacio donde tendrá cabida la queja, evitando así los temidos rumores de pasillo. 

No olvides que la imagen que los trabajadores tienen de la empresa se proyectará al exterior e incluso harán que se mueva en esa dirección. El que no reme en el sentido que marca la organización hará que el proyecto se desvíe de su meta, por ello es tan importante escuchar a los empleados y conocer la relación que existe entre ellos y la empresa. Si descubres que no es buena, sólo habrá que trabajar en mejorarla hasta conseguir que ese trabajador esté alineado con los objetivos y reme en el sentido deseado.

  1. Ofrece a tus trabajadores la formación necesaria para que puedan comunicar del modo en el que requiere la organización. 

Ten presente que no basta con informar, nuestros mensajes deben generar compromiso en los trabajadores y que este compromiso se traduzca en actos o comportamientos que dirijan a la empresa hacia donde realmente queremos. 

Comienza por ti y por supuesto continúa con tu equipo directivo y mandos intermedios. Como gerentes debemos sentirnos responsables de lo que comunican nuestros directivos y ofrecerles la posibilidad de mejorar siempre que lo necesiten. Aunque, como todo en la vida la formación tiene un coste, será mínimo teniendo en cuenta los beneficios que obtendrás.

  1. Lleva a cabo actividades que favorezcan la interacción entre los trabajadores.

Siempre ha sido una prioridad para mí ofrecer espacios que permitan a los empleados la oportunidad de relacionarse fuera del entorno laboral. Estas relaciones harán que aumente la empatía, disminuyan los conflictos, la comunicación sea más fluida y por consiguiente todo se reflejará en un clima laboral más positivo.

  1. Debes conseguir un equilibrio entre la comunicación interna y la externa.

En general, damos más importancia a esta última y casi siempre nos centramos en la imagen que proyectamos al exterior. Pero para que esa imagen se convierta en una realidad, necesitamos que nuestros empleados se sientan identificados y conectados con la misión, visión y valores de la empresa. No bastará con conocer estos aspectos, habrá que sentirlos y en la tarea de conseguirlo, juega un papel fundamental la comunicación interna. 

Ten muy presente, que tus empleados serán embajadores de tu marca allá donde vayan a través de sus comentarios tanto positivos como negativos sobre la misma. Su opinión pesará más que cualquier otra, puesto que conocen perfectamente las profundidades de la empresa. En definitiva, puedes invertir e invertir en comunicación externa, pero sólo un buen equilibrio entre ambas comunicaciones logrará los resultados deseados.

No descuides este aspecto dentro de tu organización y recuerda que un buen plan de comunicación interna es tanto o más importante que el de comunicación externa. Todavía, existen muchas organizaciones que no lo tienen desarrollado. Mi consejo es que trabajes a fondo en él y pronto verás reflejados los resultados incluso en el estado financiero de tu empresa.

Por lo que… ¿te gustaría mejorar la comunicación interna de tu empresa? Si necesitas apoyo para implantar en tu proyecto un plan de comunicación interna, totalmente adaptado a tus necesidades, puedo ayudarte y guiarte mediante mi servicio de consultoría en Dirección y Liderazgo por lo que no dudes en solicitar información a través de los canales de comunicación que te facilitamos. 

Ir arriba