Aquí y ahora

Los procesos de emprendimiento no escapan a la realidad de la inmediatez de nuestros tiempos. La cocción a fuego lento no tiene cabida a día de hoy.

Pero en el emprendimiento no siempre se puede ir rápido. Ni tampoco se debe.

Cada proyecto, cada persona, requiere de velocidades y ritmos diferentes.

Y es ahí, en la persona, donde debemos tener en cuenta que no debemos valorarla simplemente por sus capacidades técnicas, sino especialmente por su capacidad de gestionar éxitos y fracasos.

¿Consideras que emprender requiere de unos tiempos o es un sprint?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba